19/05/2016

El Archivo Municipal, un atractivo de gran valor para investigadores y estudiantes


19 MAY’16.- El Ayuntamiento de El Escorial informa de lo atractivo y llamativo que resulta el Archivo Municipal de la Leal Villa para investigadores y estudiantes ya que conserva entre sus fondos documentos que hablan de la historia del municipio y de su entorno, desde 1565 hasta la actualidad. En esos documentos se encuentran datos sobre cómo se construyó el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, o cómo se constituyó el Bosque Real y la Cerca que lo rodeaba, datos sobre las relaciones que se establecieron entre sus habitantes, la Casa Real y los monjes del Monasterio, la creación del Real Sitio de San Lorenzo y, posterior, creación del municipio de San Lorenzo de El Escorial, o datos sobre la evolución urbanística del municipio, de su población, de las actividades productivas, o de la educación, de la sanidad, de cómo fue la Guerra de la Independencia o cómo se vivió la Guerra Civil.

Los documentos son estudiados por investigadores que acceden al Archivo buscando la información que necesitan para sus trabajos: análisis de datos para desarrollar una actividad profesional, trabajos de investigación para sus carreras o trabajos de fin de carrera, tesis doctorales, artículos científicos, libros de historia, etc.

Desde 1991, fecha en la que se abrió al público el Archivo Municipal hasta 2016, se han dado de alta como investigadores 290 personas. Mayoritariamente estos investigadores son profesores y estudiantes universitarios, pero también encontramos: doctorandos, historiadores, arqueólogos, periodistas, abogados, arquitectos e ingenieros, analistas e incluso, jubilados que buscan enriquecer sus conocimientos. Cabe recorder igualmente que antes de su apertura se reorganizó su fondo desde que 1987 lo recuperara el Ayuntamiento pues no se encontraba en El Escorial.

Sus temas de investigación son muy variados, tantos como áreas de competencias podía y puede tener un ayuntamiento: justicia, sanidad, educación, presupuestos, impuestos y tasas, urbanismo y construcción, ganadería, agricultura, turismo, medio ambiente, etc. Por ejemplo, algunos títulos de investigaciones son:  Historia de El Escorial, Los Artífices del Monasterio y su construcción, Población y Evolución, Incendios en los Bosque Reales, La Iglesia de San Bernabé, Historia de Navalquejigo, San Matías y Peralejo, La Fresneda y sus Jardines, Patrimonio Industrial  y Obra Pública,  Análisis de las Elecciones Municipales, Evolución urbanística del municipio, etc.

Muchos de los trabajos de estas personas se materializan en tesis doctorales, libros o artículos; de los cuales, a veces queda algún ejemplar depositado en la biblioteca auxiliar del Archivo, para que sirva de fuente y apoyo a otros investigadores o estudiosos de El Escorial. Tesis como la de Jesús Izquierdo Martín “El rostro de la Comunidad. La identidad del campesino en la Castilla del Antiguo Régimen”, donde analizó las relaciones socio-económicas de los municipios castellanos, entre ellos El Escorial; o la tesis de Luis Ximénez Herráiz “La Electricidad cambió el mundo: El caso Madrileño”, donde estudió cómo se implantó la electricidad y lo que supuso tanto  para El Escorial como para  otros  pueblos de Madrid;  o la reciente tesis de Francisca Victoria Sánchez Martínez “Estudio histórico-tecnológico de las serrerías de corte de piedras durante el s. XVI. Aplicación al análisis y reconstrucción gráfica del molino de corte de mármol utilizado en la construcción del retablo mayor del Monasterio de El Escorial”, donde nos explica cómo era y cómo funcionaba lo que todos conocemos como  “molino caído” en el río Aulencia.

Para ser investigador en el Archivo sólo se requiere ser mayor de edad, leer castellano y tener unos conocimientos básicos de paleografía para poder leer las grafías antiguas.

Desde el año 2006 el fondo histórico del Archivo Municipal se está digitalizando, con la intención de que en un futuro no muy lejano el patrimonio documental del Ayuntamiento de El Escorial pueda estar en le web municipal  y en los portales de difusión científica como Hispana y Europeana; de manera, que los documentos depositados en el Archivo Municipal puedan ser consultados en cualquier parte del mundo.